Turismo colaborativo, ¿oportunidad o amenaza?

 

turismo_colaborativo

Turismo colaborativo.

Hablar de turismo colaborativo es casi un tema obligado en estos tiempos: noticias, debates, conversaciones… Estos días, he tenido que investigar sobre el tema del turismo colaborativo, y he llegado a una serie de conclusiones que me gustaría compartir con vosotros.

Por un lado, el turismo colaborativo forma parte de la economía colaborativa que tiene como fundamento el compartir gastos, conocer gente y hacer turismo dejando de ser turistas para hacerlo como residentes, conociendo el lugar desde el punto de vista de una persona local. El último aspecto es la característica clave del grupo de portales que ofrecen vivir experiencias con guías locales. Alguno de ellos dirigidos a la oferta en la que se ofrecen una serie de actividades para realizar con residentes de ese lugar; en otros casos dirigidos a la demanda para que las personas puedan elegir; y en otros casos se dirigen por igual a la oferta y a la demanda.

En general, se presentan 4 grandes bloques de tendencias dentro del turismo colaborativo:

– En el ámbito de alojamientos, existen portales como Airbnb, Couchsourfing, o la recientemente presentada BeMate del hotelero Kike Sarasola de Room Mate Hotels, que ya nace con polémica: ¿un hotelero desarrollando un nuevo producto de turismo colaborativo? Os recomiendo ver el vídeo de presentación de BeMate.

– En el ámbito de los transportes con portales para compartir coche, taxi, tren, caravana, y hasta rutas en bici. Portales como Bla Bla Car, SocialCar o Uber.

– En el ámbito de los guías locales existen  plataformas como Sherpandipity, Trip4Real o Vayable. Destacar Nomaders, que ha sido pionera en este sentido; ha sido fundada en el año 2008 y representa el propio concepto de turismo colaborativo que es compartir sin ánimo de lucro. Al menos en el año 2013 que los conocí en Fitur, era así.

– En el ámbito de la gastronomía, es bastante reciente. De momento, podemos hablar del portal Eatwith: almuerzos y cenas en casa de un anfitrión; hay un precio fijo y un menú definido. La idea original fue de cuatro australianos que no querían que nadie en el mundo comiera solo. Creo que será el primero de muchos…

En general, todas ellas presentan una serie de características comunes: ofrecen sobre todo experiencias en ciudades, tienen presencia en las redes sociales, hay un boom en las plataformas de guías locales en el año 2013, son vitales los comentarios de personas. Se aprecia la repetición de una serie de palabras en las plataformas, tags: locales, residentes, experiencias, no turismo de masas, rutas, guías, comunidad, redes sociales, personas, consumo responsable. ¿No os parece que las “personas” son el nexo a todas esas palabras? Como inconvenientes del turismo colaborativo, dos aspectos importantes. Por un lado, el marco normativo: hay una tendencia clara a la regulación, hay comunidades autónomas que están empezando a regular: en Galicia se publicaba estos días una noticia relacionada con este tema. Y por otro lado, existe un vacío legal de seguros y responsabilidad en caso de accidente o problema con los usuarios de este tipo de servicios de turismo colaborativo.

El tema es para reflexionar… ¿es realmente una amenaza este tipo de prácticas para las actividades reguladas del sector turístico? ¿hay nuevas oportunidades de negocio en el turismo colaborativo? ¿se debe prohibir o se debe llegar a una solución de regulación?

Desde mi punto de vista, el tema del turismo colaborativo responde a las nuevas tendencias de demanda de los turistas, o no turistas, y es imparable. La solución no es prohibir. Los agentes del sector no deberían de verlo como una amenaza (aunque lo sea realmente) por aquello de… “si no puedes con el enemigo, únete”. Como dije en varias ocasiones, tienen que renovarse o morir. ¿Es Kike Sarasola el Antonio Catalán del momento actual?

Si queréis información sobre este tema, os recomiendo que consultéis este portal en el que hay noticias relacionadas con el turismo colaborativo, y un directorio de portales actualizado en agosto del 2014.

Y… el tiempo dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.