Latexos da Coruña de Emilia Pardo Bazán

Hoy comparto información acerca de uno de los últimos trabajos realizados y que se acaba de hacer público. Se trata  de una nueva aplicación de realidad aumentada sobre el legado de Emilia Pardo Bazán en la ciudad de A Coruña… para la cual hemos creado los textos de contenido.

Ha sido… algo mágico. Fue precisamente realizando la investigación para la redacción del contenido de la ruta, cuando descubrí una gran obra de la autora… algo bastante desconocido hasta el momento, por lo que pude valorar a posteriori. Algo magistral, un monumento… como la  llamaron…  se trata de la biografía (y muuuucho más) que realizó la autora sobre Francisco de Asís. Su conexión con esa persona y el franciscanismo… me hizo vibrar de una manera que me llevó a la decisión de hacer algo… un algo con aquello que acaba de descubrir!

Cuanta información había para transmitir a las personas… nació así la actividad de Lenda e poesía en Herbón con Emilia Pardo Bazán, y que os  contaré en otro momento…

Iniciaba un camino (parece  que largo…) acompaña de Doña Emi, como me gusta llamarla. Siguiendo con la investigación, me di cuenta de que había un mensaje oculto en toda su obra y vida… y que de una manera mágica llegaba a mí. ¡Tenía que contarlo! ¿Cómo? Con diversos formatos… en diferentes acciones… y llegar a todos los públicos. Había llegado el momento, y era… AHORA. La intención, el propósito… estaban claros.

Fue así como intentamos sintetizar una información muy básica pero la suficiente para conectar con el usuario que descargase la aplicación. De  manera que, a las personas que realicen el recorrido les llegará un mensaje de las diferentes Emilias que fue  en vida: madre, esposa e hija; mujer transgresora; ama de casa y cocinera; viajera; escritora profesional con espíritu científico… Realista y espiritual… y gran amante de la naturaleza al igual que su gran referente: Francisco de Asís. ¿Había  sido esa la gran conexión con esta figura? Si, con esta mujer todo es GRAN… de.

Volviendo al tema… Esta aplicación se puede descargar desde el Play Store de los dispositivos y aparece con el nombre de: A Coruña de Emilia Pardo Bazán, realizada por el equipo de XOIA. En este pequeño vídeo podéis ver, visualizar y escuchar la voz de la protagonista… que os llevará por los siguiente puntos de la ciudad de A Coruña:

  • Casa Museo en la Rúa Tabernas, 13 – lugar en el que vivió. Recuerdos de un tiempo nuevo… Vida y legado de Emilia Pardo Bazán.
  • Marineda, en la Plaza de María Pita. Ciudad marinera y liberal, atlántica. Hablamos de la Coruña de su época… su Marineda.
  • Monumento a Emillia Pardo Bazán en los Jardines Méndez Núñez. Contenido sobre su obra, feminismo y ciudad de A Coruña con Doña Emilia.
  • Cigarreras – Praza da Palloza. Tormenta en el mar femenino de la Fábrica de Tabacos. Punto en el que se hace referencia a una de sus grandes obras: La Tribuna.

Con esta GRAN persona os dejo… y que Doña Emi os acompañe… A Coruña.

Más información y material audiovisual en las redes de XOIA.


Tecnología, personas o ¿personas y tecnología?

 

Últimamente todo es hablar de tecnología. En el sector turístico leemos todos los días sobre aplicaciones para móviles, realidad aumentada, pantallas interactivas en museos, audioguías, dispositivos para check in en hoteles, y podríamos seguir enumerando cosas. Los cursos de formación ya no son lo que eran y en vez de ver ofertas de atención al cliente… vemos ofertas de cursos orientadas a la tecnología. Parece que nos estamos olvidando de la importancia de las personas. Es cierto que todo ésto que he nombrado tiene su utilidad y nadie lo discute. Pero, ¿en qué lugar queda la importancia del factor humano, las personas? Alguna persona apunta que si seguimos así, las personas llegarán a ser sustituidas por dispositivos tecnológicos. ¿Realmente alguna persona se lo cree?

Tenemos un ejemplo claro en los museos. Las audioguias son magníficas por varios motivos: están a disposición del cliente en el momento que lo desee, cómo lo desee, y posiblemente en la lengua que él desee. Son muy útiles para hacer visitas guiadas y no tener que depender de un guía; pero… ¿no sería bueno tener igualmente una persona en el museo a la que pudieses dirigirte y preguntar si tienes alguna duda o problema? Por ello, creo que las dos cosas se complementan y deben coexistir en la mayoría de los casos. Pasa igual con las pantallas interactivas en los museos. Son muy útiles por todos los motivos mencionados pero las personas siguen siendo necesarias para dar un servicio de calidad.

Código_QR

Podemos hablar de social media. Las redes sociales no se actualizan solas, tiene que haber una persona detrás; es imprescindible. Por mucho que nos movamos en el mundo 2.0 las relaciones humanas tienen que existir.

Queremos comprar/reservar un producto o servicio. Buscamos y buscamos información en la web y leemos un montón de comentarios de personas en foros (nadie lo discute). Pero… ¿no preguntarías sobre esa empresa/producto/servicio a algún conocido tuyo que sepas que lo ha disfrutado/usado?

Mi reflexión es la siguiente. En un mundo cada vez más tecnificado en todos los sentidos posiblemente volvamos a valorar cada vez más la importancia del ser humano. Creo que todo tiende al equilibrio, a la armonía, y en mi opinión deberíamos buscar el equilibrio entre la tecnología y el factor humano. Por poner un ejemplo, ¿a quién no le gusta llegar a la recepción de un hotel y encontrar a una persona que te salude sonriendo? ¿o que el camarero que te pone el café todos los días sepa cómo lo quieres? A mí desde luego sí. Es cierto que en la recepción del hotel podría haber un robot con una sonrisa (que lo habrá), o llegar y encontrarte con una torre de información. Está muy bien. Esta tecnología agiliza mucho el trabajo, pero el recepcionista sigue siendo imprescindible; porque la cálida bienvenida, los consejos, orientaciones, etc. no lo hacen los dispositivos tecnológicos. Está claro que la tecnología tiene muchas ventajas pero en un mundo cada vez más tecnificado igual la diferenciación está precisamente en las personas. Lo mismo que intentas elegir el mejor motor de reservas para tu web (dentro de tus posibilidades) igual deberías elegir el mejor recepcionista posible para atender tu hotel (dentro de tus posibilidades). Las personas siguen siendo imprescindibles para una correcta atención al cliente y un servicio de calidad.

Curiosamente, esta mañana se publicaba un artículo muy interesante sobre el mismo tema en la página del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), titulado «Las nuevas tecnologías no son una excusa para dejar de lado el contacto personalizado y directo«. Totalmente recomendable.