Fitur ¡otro año más!

Parece que el año turísticamente hablando comienza con Fitur. Es prácticamente imposible encontrar a alguna persona del sector del turismo que no sepa qué es Fitur; incluso a veces hablamos de Fitur con gente que no es del sector dando por hecho de que saben de lo que estamos hablando… Desde antes de navidades el sector entero planifica su asistencia a Fitur: bien presencialmente, on-line o a través de intermediarios. Ahora, con las redes sociales es fácil comprobar este “furor” por Fitur: empresas públicas, privadas, asociaciones, profesionales del sector, estudiantes… todos informan, hablan de Fitur.

Como todos los años, Fitur 2013 se presenta con unas jornadas cargadas de contenido: se puede consultar el programa on-line. Imposible mencionar todo, pero personalmente puedo destacar Fiturtech, Fitur Green, las jornadas de AEPT, y el programa recién descubierto de Alojamientos del Vino.

Como novedad este año 2013, por segundo año consecutivo, los bloggers de turismo han conseguido acreditación propia y se pueden registrar como bloggers en la feria; Latexos de Turismo tendrá el placer de estar entre ellos. Cuentan también con su propia agenda de actividades.

En fin, estamos todos como locos intentando rentabilizar los mejor posible nuestra apretada agenda: demasiadas cosas para tan pocas horas.

¡Nos vemos en Fitur! 

Presentación_Ourense_Fitur_2012


Por un Turismo solidario y humano.

Y llegó Diciembre… Ese mes en el que todo se ve color rojo, verde, dorado o plateado… Ese mes en el que los problemas están ahí pero nuestra actitud es distinta y tenemos la sensación de que no son tan graves. Ese mes en el que “parece” que todos somos un poco más humanos. Es el mes por excelencia de la Solidaridad. Se recogen alimentos, juguetes, dinero… Desde mi punto de vista, se hace  algo que se debería hacer a lo largo del año, pues debemos dar a los demás “un poquito” de lo que tenemos. Porque el que siembra, recoge.Es cierto, que en los últimos meses con motivo de la tan conocida “crisis” se ven muchos más programas y proyectos de ayuda, y ojalá la tendencia vaya en aumento porque hay mucha necesidad. Ya no es necesario encender la televisión para verlo. Con salir por la puerta o mirar por la ventana ya vemos la realidad. Y el Turismo también puede se solidario, ¿o no?

Cata_Solidaria_Turismo

Foto: Cartel de la Cata solidaria Viña Costeira O Grove.

Hace unos meses, a principios de este año 2012, se presentaba el conocido proyecto de Sabor a Vida. Un proyecto que ha unido a un grupo de compañeros con un objetivo común: la venta de un libro con recaudación íntegra para la AECC.  Tiempo después, se celebraba la  I Gala Solidaria “Degusta Solidaridad” en el Casino de A Toxa, otra acción que sin duda sería la primera de otras muchas que seguirán… pues ya hay otra fecha para la  “II Gala Degusta Solidaridad”, el próximo 17 de Diciembre. Pero no queda ahí. El sábado pasado tuve el placer de asistir a una Cata Solidariade Viña Costeira y Muga. El dinero recaudado fue para Cáritas. Y ya no era la primera que se celebraba,  pues ya habían hecho otras Catas Solidarias anteriores. Fue un evento especial, pues personalmente he aprendido un poco más sobre el mundo del enoturismo, como dice un compañero del “círculo vinovicioso”; se respiraba un ambiente más que agradable y la compañía no podía haber sido  mejor. Y el lugar…. Una cata en un catamarán ¿os imagináis? Pues sí (menos mal que el catamarán estaba amarrado…)

Como vemos, hay gran cantidad de eventos que gracias a la iniciativa de unas cuantas personas y a la colaboración de empresarios y entidades, llegan a hacer grandes cosas. El dinero que pagas, no es para el empresario, ni para el organizador, es para una persona que lo necesita. Y si aún por encima aprendes y te lo pasas bien…  Por ello, el Turismo está de enhorabuena, pues también puede ser un poco “solidario y humano”.

Alguno de vosotros igual está pensando… ¡Claro, para las empresas es publicidad gratuita! Ya compañer@s, pero hay que hacerlo y querer y  no todas están dispuestas. Y hay que organizarlo, que no es tarea fácil. Enhorabuena a todas las personas, organizaciones y empresas que lo hacen posible.


Bodegas Martín Códax. Experiencia de una visita guiada ejemplar.

Desde hacía algún tiempo tenía una cuenta pendiente, y era la visita a la Bodega Martín Códax.

Hace unos días por fin pude hacer la tan ansiada visita, con motivo de la celebración del Día Europeo del Enoturismo.  Con este post, no pretendo contar la parte técnica de la visita, ya que para ello podéis consultar su web y otras especializadas en enoturismo. Lo que pretendo es contar la experiencia por parte de una persona totalmente ajena al mundo del vino.

Para introducirnos en el contexto, la guía empezó haciendo un repaso a la historia de la bodega. A continuación, tras explicarnos la evolución de las edificaciones, pasamos al interior y, empezamos por el final, por la sala de catas. Tengo que decir, que en nuestro grupo no había ninguna persona experta en enoturismo, y al entrar en la sala nuestras caras fueron auténticas… y más aún cuando nos dijeron…»a practicar» ¿cómo?- pensamos. Pues sí; tras una breve explicación de la guía de cómo se hacían las catas, describiendo la percepción del vino con los distintos sentidos (vista, olfato y gusto) nos pusimos a oler aromas… teníamos que ver si éramos capaces de identificarlos, y luego  comprobar la solución.

Bodega_Martín_Códax

Visita a Bodega Martín Códax. Sala de catas.

A continuación y en la misma sala, pudimos ver las distintas botellas que hay de Martín Códax dependiendo del mercado al que va destinado y también la evolución de las mismas. Así, descubrimos por ejemplo, que  para el mercado Americano la botella cambia de color totalmente, y el tapón es de rosca.

Tras facilitarnos una bata blanca, pasamos al túnel que está bajo la carretera de acceso a la bodega,  lleno de barriles de madera con vino. En ese punto, la guía aprovechó para contarnos algo sobre el nombre de Martín Códax (la historia del Trovador).  Seguimos la visita por las distintas zonas de las instalaciones al tiempo que nos explicaban el proceso de la uva. Nos comentaron también que para hacer la película O Apóstolo, les habían pedido cepas a ellos; apuntar que tienen alguna maqueta sobre la película y una zona dedicada a la misma.

En la recta final de la visita, nos hablaron de los distintos productos de la bodega Martín Códax: Martín Códax, Burgáns, Gallaecia, Lía,  Marieta, y Organistrum. Para finalizar,  nos dieron a degustar una copa de vino  Martín Códax.

Como veréis, no puedo contar la visita con palabras técnicas ni especializadas del mundo del enoturismo; pero sí, puedo reflexionar sobre el significado para mí de esta visita.

A partir de ese día, cada vez que tenga delante una copa de vino, seguro que me paro a visualizarlo, olerlo, y degustarlo. En una palabra, a «valorarlo». También entenderé el significado de los distintos precios que puede alcanzar un vino en el mercado.  Ya solamente por estas dos cosas, habría valido la pena la visita. Pero en mi caso, hay más. Para mí, fue muy importante también la explicación de la cata, aunque breve, fue suficiente para hacerme una idea de cómo es el proceso de catar un vino.

Para terminar, decir que hemos tenido que realizar la visita muy rápidamente, y no hemos podido valorarla como corresponde. Seguro que volveremos a hacer la visita con calma, y posiblemente, con lápiz y libreta para poder hacer posteriormente una crónica técnica en condiciones. Quiero apuntar también, que el buen ambiente que había en nuestro grupo en la visita, fue gracias a la guía, y en general a todas las personas de la bodega que nos asistieron ese día.

Enhorabuena a la bodega por este tipo de iniciativas, y al personal por su eficiencia. Y digo yo, ¿no es ésta la verdadera «calidad»?