Lamprea del Ulla: de los valeiros de Pontecesures a las pesqueiras de Padrón

valeiros-lamprea-Ulla-pontecesures

Barco de la familia Pesado, para la captura de la lamprea del Ulla, valeiros de Pontecesures.

El día, la semana, el año… no podría empezar mejor. Esta semana nos fuimos al terreno a investigar con la gente local del territorio del Ulla. Acompañada de tres personas de tres generaciones diferentes de una misma familia… tuvimos la oportunidad de descubrir los lugares de la ribera del Ulla a través de sus ojos.

Saliendo de la zona de captura de la lamprea de los valeiros de Pontecesures, cumplimos el objetivo de llegar a la otra zona de captura de la lamprea en el municipio vecino de Padrón: las pesqueiras. Desde luego, que el ‘destino turístico’ no entiende de límites municipales, es algo sin importancia para el turista viajero; cuanta historia, leyendas, patrimonio… que unen a dos municipios cercanos tan distantes…

Aunque ya era media mañana, la helada permanecía intacta en el suelo en las partes sombrías. Frío, mucho frío… que hizo más espectacular aún el trayecto. El panorama visual era inmejorable: el río Ulla con su cauce aparentemente tranquilo y vegetación, el Monasterio Franciscano de Herbón oculto entre los árboles, y al fondo, el Monte Meda vigilante… De pronto, cruzamos una pequeña aldea ‘fantasma’ (una de las tantas que hay en Galicia) formada por un pequeño grupo de casas algunas derruidas, otras habitables pero deshabitadas… (comparto secreto, estábamos solas,  pudimos debatir sobre el turismo y arreglar el mundo ‘a gusto’).

ruta-lamprea-galicia

 

Unos metros más adelante, un chiringuito a la gallega… típico, típico que refleja a la perfección nuestra idiosincrasia; justo al frente y a la orilla del río Ulla, una cadena protege un algo que nuestra experta guía local nos cuenta que es el lugar desde donde cruzaban a las personas en barca; justo al otro lado, se divisan unos metros de tierra, lugar al que llegaba esa barca. Cuantas historias…

Y ya, por fin, llegamos a las pesqueiras… el lugar no podía estar más bonito; indescriptible con palabras. El ruido del agua, con los rayos de sol cayendo sobre las zonas heladas, una niebla que levantaba sobre el agua del río, una mezcla de colores y olores…  atrapó nuestros sentidos. Posiblemente, una tarde de verano la sensación no hubiese sido la misma. Es un lugar para vivir en invierno, en época de lamprea.

Intrigadas, sorprendidas, felices, confiadas… decididas seguimos avanzando para encontrar el camino que nos llevase a las otras pesqueiras (las primeras). Y ahí, la tristeza nos invadió; uno de los marcadores de la ruta de la lamprea desplantado y desplazado; la maleza llena el camino que se intuye atraviesa una propiedad privada que termina próximo a las pesqueiras. Y allí estaban… protegidas y tapadas por la arquitectura de un viejo molino.

 

pesqueiras-herbon-ulla-padron

Pesqueiras primeras del río Ulla en Herbón, Padrón. Inaccesibles. Captura de lamprea.

Reflexión. Con tan poco se podría hacer tanto… si tan sólo nos olvidásemos de que hay por medio dos municipios, dos Diputaciones… si el entendimiento estuviese por encima de otros intereses; con un mínimo de inversión en territorio se podría diseñar un sendero paralelo al río Ulla desde el puerto de Pontecesures hasta las pesqueiras de Herbón. Esa, sería la verdadera ruta de la lamprea del Ulla, y no un desfile de señales; que siendo imprescindibles y necesarias, antes hay que preparar al territorio. Y ello implica, en primer lugar, conocer a sus gentes, sus costumbres, cada metro cuadrado de terreno.

Hoy, más que nunca, no puedo entender la consultoría turística de despacho. Gracias a los lugareños de Pontecesures, por tanto.

¡Hasta el próximo latexo!


Samaín en terras do Ullán e Compostela…

Samaín-Ullan-Pontecesures

Cartel de promoción del Samaín, propiedad del Concello de Pontecesures .

Son datas sinaladas nos calendarios. Os últimos días de outubro e primeiros de novembo todo se ve cor laranxa: moreas de cabazas decoradas, velas, disfraces, galletas… todo nos lembra que o Halloween, Samaín e día de Defuntos, están aquí.

Son datas que dan a benvida a un mes xeralmente triste; de choiva en Galicia, gris. Pero iso non impide que nesas datas se celebren unha morea de actos, cada vez máis. Lembro con nostalxia a miña infancia… non existía nada disto; só o rito cristiá de asitir á misa de Defuntos o 2 de novembro (non o día 1 como apuntan varios medios). Como cambiaron os tempos! Chegou un día, no que, influenciados pola cultura estadounidense, aquí en Galicia se falaba de Haloween, de truco o trato… máis nos últimos anos, afortunadamente, en cada vez máis sitios se fala do Samaín ou Samhaín. Inda que os actos que se celebran son os mesmos e teñen a mesma orixe, mellor poñer o nome de orixe celta, ou non? O Samaín é unha festividade de orixe celta, festa de transición dun ano a outro, asociada a movementos paganos e non cristianos. Buscando información fiable, atopei este artigo de Piragüilla onde se describe moi ben todo o tema do Samaín, Halloween e Defuntos. Tamén estes días se publicaban varios artigos en prensa reivindicando que se use Samaín, e non Halloween.

Este ano, en case todas as áreas se están facendo actividades. Son moitos os xornais, guías dixitais… que se fan eco diso. En Compostela, o día 29 de outubro organizábase unha visita guiada un itinerario didáctico ao Cemiterio de Boisaca, da man dunha historiadora. Parabéns pola iniciativa! Pero outra actuación que me chamou a atención, foi a do concello veciño de Pontecesures, no que están a traballar duro para dinamizar a cultura do pobo; e que afortunadamente, ese esforzo se ve reflexado na boa acollida que están tendo as iniciativas entre a poboación local. Como se pode ver no cartel que se xunta, na súa pequena pero acolledora praza de abastos de Pontecesures, había unha colección de cabazas decoradas, velas, e un ambiente realmente… terrorífico!!

A miña reflexión, é a seguinte. Dous exemplos de boas prácticas de turismo necrolóxico e de celebración popular. Por un lado a visita a cemiterios colle cada vez máis forza no mercado turístico, sobre todo nestas datas, asistindo a unha demanda crecente dese tipo de actividades. O Samaín é algo vencellado á nosa cultura, ás nosas orixes, onde Galicia ten moito que dicir.  Existen celebracións en varios territorios de Galicia entre o 30 de outubro e o 2 de novembro. Estamos ante un recurso cultural con potencial de ser convertido en produto turístico? Desestacionalizador, endóxeno, arraigado no pobo galego, e con demanda. Hai que pensar…ou non?

Ata o próximo latexo!