A Casa de Suárez en Negreira, un restaurante alternativo.

Desde hacía tiempo tenía en mente ir a un restaurante del que me habían hablado un montón de veces, y hace unas semanas tuve el placer de asistir a una cena-celebración que allí. Se trata del restaurante A Casa de Suárez en Negreira, seguramente muchos de vosotros ya la conocéis.

Me lo habían recomendado por varios motivos. Por un lado, tiene una finca espectacular de la que puedes disfrutar si el tiempo lo permite: piscina, tumbonas, mesas exteriores, etc. También por su cocina, ya que son productos de primera calidad y de exquisita elaboración. Y otro aspecto importante, es un sitio muy singular, casi me atrevo a decir que “innovador” en cuanto a restaurantes de Galicia.

Innovación_restaurantes_Galicia

A Casa de Suárez Negreira

Empezamos con la accesibilidad: se trata de un lugar un tanto inaccesible, pues a pesar de que está perfectamente indicado con carteles, está en medio de una aldea rodeada de otras casas la cual puede pasar desapercibida si no sabes que está allí. (Como todo lo bueno, últimamente). Al llegar, te encuentras con el cartel fuera, una finca habilitada como aparcamiento, y un enorme muro de piedra que rodea el establecimiento. Tienes que subir por un camino empedrado, y al final ves la piscina, y dos casas antiguas de labranza de piedra: una de las casas habitada por los dueños, y la otra, habilitada para restaurante. Una vez dentro, vemos que la distribución es la siguiente: la planta baja es un enorme hall en el que te reciben, a la derecha están los baños y a la izquierda la cocina. En la primera planta se encuentra el comedor con las mesas y varias zonas diferenciadas: zona de música, bar, comedor… rodeado todo por una gran cristalera a través de la cual se puede apreciar el jardín. La decoración esmerada y especial, destaca por tener flores naturales de su jardín que con un aroma delicioso; que junto con las velas, y la música ambiente que puedes poner a tu gusto, hacen que pases unos momentos entrañables.

En los detalles de la comida no voy a entrar, pues no es la finalidad de este blog. En cuanto al servicio, decir que es de lo mejor que me he encontrado. Y profesional.

Un lugar muy recomendable para ir en pareja, con un grupo de amigos o familiares para alguna celebración especial.

Mi reflexión. Se trata de una casa rural de labranza típica de Galicia rehabilitada y convertida a en restaurante. Se me hizo raro que fuese restaurante y no alojamiento rural. Años atrás seguramente se hubiese destinado a casa rural. Me alegra ver este tipo de iniciativas fuera de lo habitual. Pues la tendencia es ofrecer algo distinto que te diferencie del vecino, y para mí este restaurante ha sido una buena apuesta. Le deseo mucha suerte desde Latexos de Turismo.

innovación_restaurantes_Galicia

Precio orientativo: 30 euros por persona. Previa reserva.

Aviso importante: cuidado con las anchoas que sirven que son peligrosas… (están tan buenas que cuando te das cuenta ya no puedes comer el resto de los platos…)

Información: https://www.facebook.com/ACasaDeSuarez


Apartamentos de paja en Galicia: Casal Dezaoito.

Este fin de semana pasado en una celebración familiar, he descubierto un lugar muy singular. Había escuchado hablar del mismo en alguna ocasión ya que es un lugar único, por lo menos en Galicia. Se trata de las “famosas cabañas o casitas de palla”.

Cabañas_Paja_GaliciaSituada en un lugar apartado pero a la vez bien comunicada, a unos minutos de las A-9 y cerca de la localidad de Ordes, escondida nos esperaba la casa Casal Dezaoito. Se trata de una casa rural de piedra restaurada (la típica gallega) con un anexo posterior singular: unos apartamentos de paja. Si, de paja. La verdad, nadie lo diría, pues a simple vista no se diferencian… pero se puede comprobar fácilmente ya que han dejado ventanas y huecos con paja para que se puedan ver las paredes que conforman la estructura. Desde luego esta parte es la más característica… Según nos hemos informado, la casa ha sido construida con paja traída especialmente de Valladolid, pues debía de estar perfectamente seca y sin humedad. Así, las paredes están hechas de lotes de paja colocados unos encima de otros unidos con un cinturón de hormigón para aguantar el peso de la cubierta de madera recubierta de chapa. Finalmente las paredes están recubiertas de capas cemento, que es lo que podemos ver.

Baños_apartamentos_paja_GaliciaUna vez de dentro, descubrimos la calidez de esas paredes, un espacio único y a la vez diferenciado con un techo común. Nada más entrar encontramos dos partes: por un lado la parte de la cocina equipada con lo fundamental, incluso comida para el desayuno, con mesa, sillas y salón. Y al otro lado, la parte de la habitación con la cama y unos baños muy peculiares. Para mí personalmente ha sido lo que más me ha llamado la atención: la ducha está sobre el suelo, con un piso de madera rodeada por la propia pared exterior del apartamento. Y en el techo, entran ramas de una planta natural exterior que se cuela entre el tejado y la pared. El mobiliario de la habitación y el baño son a base de madera y materiales totalmente ecológicos y respetables con el medio ambiente.

El encanto de este lugar, además de las paredes de paja, lo conforman una acogedora chimenea y un jacuzzi exterior con vistas a un interminable campo. El acceso a las cabañas desde la entrada es de un camino de tablillas de madera, que recuerda a los paseos marítimos; marcado por unas plantas altas que ayudan a diferenciar los espacios.

Sin duda un lugar totalmente recomendable para alquilar en grupo, pues se trata de 4 apartamentos independientes con cocina propia, y también un salón con cocina común, lugar en el que se encuentra la chimenea. Y como no, ideal también para parejas.

Jacuzzi_Exterior_Cabañas_Paja_Galicia

Pero también para ir con niños, pues las habitaciones son amplias, con opción de supletoria. Además está situada cerca del parque acuático de Cerceda y de la Casa Grande de Xanceda; una granja láctea ecológica en la que se hacen visitas guiadas, y se realizan actividades que se pueden ver en su web.

Los propietarios nos informan que efectivamente trabajan con los dos segmentos de mercado: los fines de semana mayoritariamente con grupos pequeños y parejas, y los puentes y veranos, con familias.

Mi reflexión es que efectivamente la rentabilidad de los alojamientos pasa por especializase en algún producto, dirigirse a algún segmento de mercado concreto, y sobre todo diferenciarse del vecino, de la competencia. Este establecimiento es un ejemplo de ello, con sus apartamentos de paja (producto singular) y adaptado para el turismo familiar, que no es habitual. Pues hace unos días una compañera me comentaba que se hace difícil viajar con niños, ya que no es habitual encontrar alojamientos con instalaciones adaptadas a ellos.

Serán las líneas temáticas de futuros latexos de turismo.