O Salnés, Arousa, tierra de contrastes…

salazon_o_grove_arousaSe me ha ocurrido este título porque  pensar en O Salnés es pensar en: viñedos, mar, naturaleza, misticismo, leyendas, camelia, jardines, bateas, marisco, verduras y frutas, arte, pesca…  y podría seguir. A partir de todas esas  palabras, algunas de ellas recursos turísticos, se podrían configurar una serie de productos turísticos: enoturismo, turismo industrial, turismo mariñeiro, turismo gastronómico, distintas rutas turísticas…

El pasado sábado tuve la oportunidad de conocer un pedacito de ese territorio. Nuestra primera visita, el museo de O Salazón, Salgadeiras de Moreiras; seguramente, uno de los lugares más auténticos de esta Ría de Arousa. Ese rincón lleno de historia relacionada con la salazón y que alberga ruinas de fábricas. El biólogo del museo, José Luis Escalante, nos hizo un recorrido por esa historia. A continuación, nos dirigimos a la ermita de A Lanzada, otro lugar especial en el sentido más amplio: en plena naturaleza y sobre el mar, se encuentra esta ermita, síntesis de paisaje, arte, historia, religiosidad y superstición… El párroco de esa parroquia nos explicó la historia de la ermita, y los ritos que allí se practican: el significado de barrer por detrás del altar, el baño de las siete olas para los problemas de salud relacionados con el sistema nervioso; y el baño de las nueve olas para la fertilidad. Y además, se apunta como un lugar en el que se han practicado exorcismos.

ermita_A_Lanzada-Arousa

“Levei a miña muller

Á Lanzada, ás nove olas.

Levéina a desenfeiar

A botar os demos fóra”

Lisón Tolosana, 1990.

 

 

 

fundación_Manolo_Paz-AroiusaY en estas tierras, no podría faltar visita a una bodega. En este caso, una bodega familiar, Lagar de Pintos en la que su responsable nos narró su historia y nos ofreció una copa de su vino 3000 cepas; un vino elaborado con uvas seleccionadas de cepas que superan los 60 años de antigüedad. Para comer… cocido y filloas en O Muiño da Chanca: un molino del XVIII restaurado que alberga un restaurante. Nada más enxebre… La última parada de la mañana, ha sido la visita a la Fundación Manolo Paz, de arte contemporáneo; acogidos por el propio escultor!!  Desde luego, todo un descubrimiento… sin palabras; un lugar que llama a la meditación, a la reflexión… piedras configuradas de tal manera que hablan por sí solas en pleno campo y mirando al mar…

Para terminar la jornada, un lugar exclusivo de Galicia: visita a los jardines del Pazo de La Saleta. Es un jardín de estilo inglés creado por un matrimonio británico y una paisajista a partir del año 1968 con especies traídas de todo el mundo mezcladas con variedades autóctonas; todas ellas clasificadas y etiquetadas. En 1996 una parte de esta pasa a manos de la familia Rodríguez Coladas quienes restauraron el pazo y la capilla y continuaron con el incremento de las especies. Este jardín posee una de las más importantes colecciones botánicas privadas de España (UNESCO).

Pazo_de_La_Saleta_Arousa

Lo mejor de la jornada… las explicaciones de las personas de cada uno de los lugares que con su pasión han logrado transmitir la esencia de cada lugar: el biólogo del museo de salazón, el párroco de la ermita de A Lanzada, Silvia de Lagar de Pintos, el escultor Manolo Paz, Suso de O Muíño da Chanca,  Blanca y Silvia de Pazo La Saleta. Gracias.

Y hasta aquí, solamente algunos de los muchos lugares de estas tierras de O Salnés y la Ría de Arousa que aún faltan por descubrir…