Lamprea del Ulla: de los valeiros de Pontecesures a las pesqueiras de Padrón

valeiros-lamprea-Ulla-pontecesures

Barco de la familia Pesado, para la captura de la lamprea del Ulla, valeiros de Pontecesures.

El día, la semana, el año… no podría empezar mejor. Esta semana nos fuimos al terreno a investigar con la gente local del territorio del Ulla. Acompañada de tres personas de tres generaciones diferentes de una misma familia… tuvimos la oportunidad de descubrir los lugares de la ribera del Ulla a través de sus ojos.

Saliendo de la zona de captura de la lamprea de los valeiros de Pontecesures, cumplimos el objetivo de llegar a la otra zona de captura de la lamprea en el municipio vecino de Padrón: las pesqueiras. Desde luego, que el ‘destino turístico’ no entiende de límites municipales, es algo sin importancia para el turista viajero; cuanta historia, leyendas, patrimonio… que unen a dos municipios cercanos tan distantes…

Aunque ya era media mañana, la helada permanecía intacta en el suelo en las partes sombrías. Frío, mucho frío… que hizo más espectacular aún el trayecto. El panorama visual era inmejorable: el río Ulla con su cauce aparentemente tranquilo y vegetación, el Monasterio Franciscano de Herbón oculto entre los árboles, y al fondo, el Monte Meda vigilante… De pronto, cruzamos una pequeña aldea ‘fantasma’ (una de las tantas que hay en Galicia) formada por un pequeño grupo de casas algunas derruidas, otras habitables pero deshabitadas… (comparto secreto, estábamos solas,  pudimos debatir sobre el turismo y arreglar el mundo ‘a gusto’).

ruta-lamprea-galicia

 

Unos metros más adelante, un chiringuito a la gallega… típico, típico que refleja a la perfección nuestra idiosincrasia; justo al frente y a la orilla del río Ulla, una cadena protege un algo que nuestra experta guía local nos cuenta que es el lugar desde donde cruzaban a las personas en barca; justo al otro lado, se divisan unos metros de tierra, lugar al que llegaba esa barca. Cuantas historias…

Y ya, por fin, llegamos a las pesqueiras… el lugar no podía estar más bonito; indescriptible con palabras. El ruido del agua, con los rayos de sol cayendo sobre las zonas heladas, una niebla que levantaba sobre el agua del río, una mezcla de colores y olores…  atrapó nuestros sentidos. Posiblemente, una tarde de verano la sensación no hubiese sido la misma. Es un lugar para vivir en invierno, en época de lamprea.

Intrigadas, sorprendidas, felices, confiadas… decididas seguimos avanzando para encontrar el camino que nos llevase a las otras pesqueiras (las primeras). Y ahí, la tristeza nos invadió; uno de los marcadores de la ruta de la lamprea desplantado y desplazado; la maleza llena el camino que se intuye atraviesa una propiedad privada que termina próximo a las pesqueiras. Y allí estaban… protegidas y tapadas por la arquitectura de un viejo molino.

 

pesqueiras-herbon-ulla-padron

Pesqueiras primeras del río Ulla en Herbón, Padrón. Inaccesibles. Captura de lamprea.

Reflexión. Con tan poco se podría hacer tanto… si tan sólo nos olvidásemos de que hay por medio dos municipios, dos Diputaciones… si el entendimiento estuviese por encima de otros intereses; con un mínimo de inversión en territorio se podría diseñar un sendero paralelo al río Ulla desde el puerto de Pontecesures hasta las pesqueiras de Herbón. Esa, sería la verdadera ruta de la lamprea del Ulla, y no un desfile de señales; que siendo imprescindibles y necesarias, antes hay que preparar al territorio. Y ello implica, en primer lugar, conocer a sus gentes, sus costumbres, cada metro cuadrado de terreno.

Hoy, más que nunca, no puedo entender la consultoría turística de despacho. Gracias a los lugareños de Pontecesures, por tanto.

¡Hasta el próximo latexo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *